Inseminación Artificial

Cuando dos mujeres quieren formar una familia la ciencia ofrece alternativas para conseguirlo

La inseminación artificial tiene el propósito de depositar espermatozoides en el aparato reproductor femenino con la finalidad de lograr una gestación. La inseminación intrauterina es la más utilizada debido a su fácil acceso y a su efectividad. Es un método sencillo, de bajo costo, no requiere infraestructura, no demanda que la mujer se exponga a altas dosis de medicación ni deba concurrir a múltiples controles de la ovulación, no es un procedimiento invasivo ni doloroso y no requiere cuidados posteriores.

Previo a indicar una inseminación se requiere que los pacientes realicen la totalidad de los estudios solicitados por el médico

Puede utilizarse este método en aquellos casos donde se diagnostique

• Disfunción sexual masculina
• Trastornos en la movilidad de los espermatozoides (astenozoospermia leve)
• Trastornos en el cuello del útero (factor cervical)
• Trastornos ovulatorio (por ejemplo poliquistosis ovárica)
• Múltiples ciclos de relaciones sexuales programadas sin lograr embarazo
Esterilidad sin Causa Aparente (ESCA)
• Necesidad de recurrir a un banco de semen
• En casos donde existe ausencia de espermatozoides entre los miembros de la pareja, hombres azoospérmicos o mujeres con pareja homosexual
• Otros

La inseminación intrauterina consiste en varios pasos de sencilla realización

Realizar una Estimulación Folicular

Para esto se indica que la paciente utilice distintos medicamentos que pueden variar desde la simple toma de comprimidos durante solo unos pocos días, hasta la aplicación de inyecciones diarias, e inclusive la combinación de ambos. Todos los medicamentos tendrán el propósito de generar un mayor número de folículos comparado con un ciclo no estimulado.

Controles Periódicos

Durante el ciclo de estimulación se solicita realizar controles de ecografía transvaginal (aproximadamente 2-4 controles en total)

Provocar la Ovulación

Consiste en la aplicación de una inyección de Gonadotrofina Coriónica Humana a fin de asegurar la ovulación.

Preparación del Semen

Por medio de una técnica de selección del semen se logra concentrar la mayor cantidad de espermatozoides móviles en un volumen de 0,3 a 0,4 ml. Los espermatozoides seleccionados serán trasladados a un tubos de ensayo con un líquido enriquecido con nutrientes y proteínas (siendo esto un pequeño volumen).

Inseminación Intrauterina

Se refiere a la colocación del semen ya preparado, con una cánula flexible, en la cavidad uterina.
Se coloca un especulo a la paciente en posición ginecológica para ver el cuello del útero e introducir la cánula a través del mismo. La paciente deberá permanecer en reposo solo unos minutos después de la inseminación y luego podrá reincorporarse a su vida habitual.

La espera del Resultado

Desde el momento de la inseminación hasta saber si la mujer ha quedado embarazada, deben transcurrir 14 días.
Durante esos días la paciente utilizará progesterona y realizará su vida habitual.

Resultados

Se debe tener en cuenta que el éxito de la inseminación intrauterina es de aproximadamente un 12-14% por cada intento.  Por esta razón se recomienda intentar entre 4-5 ciclos, con un máximo de 6 ciclos con este método, dado que luego no aumentan estadísticamente las posibilidades de éxito, sino que la probabilidad alcanzada se estabiliza en una meseta.




Coberturas